Okupas en tu zona íntima

La vaginitis o vulvovaginitis es una inflamación o infección de la vagina muy frecuente, al menos el 75% de las mujeres tendrán un episodio en su vida.

Existen distintos tipos de vaginitis como las bacterianas, por tricomonas, alergia/sensibilidad a algún producto o por hongos entre otras; cada una de ellas necesita un tratamiento específico por ello es importante acudir al médico/ginecólogo para su diagnóstico.

En esta entrada nos centramos en la vaginitis producida por Cándida albicans.

Candidiasis ¿Qué es?

La causa más frecuente de infección o inflamación vaginal en Europa es la vulvovaginitis candidiásica (causada por C. albicans - 90% de los casos), no se considera una enfermedad de transmisión sexual, pero esto no indica que la transmisión sexual no se produzca o que no estén relacionadas.

Las infecciones producidas por este hongo (candidiasis) ocurren cuando se produce mayor crecimiento de este en la vagina.

Habitualmente es una infección esporádica y leve que con el tratamiento adecuado cede a los pocos días.

¿Cuáles son sus síntomas?

Aunque algunos de los síntomas son comunes con la infección urinaria, podremos sospechar en los siguientes casos:

· Enrojecimiento y picazón en la vagina y la vulva (zona externa)

· Flujo vaginal espeso y blanco

· Relaciones sexuales dolorosas

· Dolor al orinar

Estos suelen empeorar la semana anterior y/o posterior a la menstruación.

Es importante contactar con un médico/ginecólogo

  • Si es la primera vez, ya que como se ha comentado anteriormente puede tratarse de otro tipo de infección

  • Le ocurre de forma frecuente (más de 4 veces al año)

  • Está embarazada

  • Los síntomas empeoran, no desaparecen a los días o aparecen nuevos (dolor o fiebre)

  • Puede haber estado expuesta a otra infección a través alguna relación sexual reciente

Cuidados personales:

· Es conveniente que la ropa interior sea de algodón, evitar la humedad, aerosoles y suavizantes.

· No realizar duchas vaginales ya que eliminan las bacterias que recubren y protegen la zona.

· Emplear geles de cuidado íntimo específicos, adaptados su pH (igual que no usamos el jabón de manos para lavarnos la cabeza).

· Si tiene diabetes, mantener los niveles bien controlados es importante.

· Uso de preservativos para evitar contraer o transmitir la infección, si tiene pareja y presenta síntomas deberá tratarse para que desaparezca la infección.

Tratamiento

Se emplean de manera más frecuente cremas con aplicador u óvulos vía vaginal que contienen antifúngicos como clotrimazol.

¿Cuándo lo aplico?

La mejor hora es antes de dormir para asegurar que estará varias horas acostada y evitar que pueda salir antes de tiempo.

¿Cómo lo hago?

  1. En primer lugar es importante lavarse las manos.

  2. Tumbada boca arriba en la cama y con las piernas dobladas de manera ligera, se coloca el óvulo/crema en el aplicador y se introduce en la vagina lo más profundo posible (si no lleva aplicador se introduce con los dedos), se presiona el émbolo hasta el tope para que quede correctamente depositado.

  3. Al finalizar el proceso se vuelven a lavar las manos.

Para evitar manchar la ropa interior al levantarse por la mañana es conveniente utilizar un salvaslip/compresa (ya que pueden salir restos al incorporarse).

Si tiene alguna duda puede consultarnos directamente y también mirar el dibujo y/o explicación del prospecto.

*Se deben seguir las pautas del tratamiento que se esté usando y no dejarlo antes de tiempo aunque ya no se presenten síntomas*

Bibliografía:

https://medlineplus.gov/spanish/vaginitis.html

https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000566.htm

http://www.unidaddelamujer.es/candidiasis-vulvo-vaginal-hongos/

http://www.elsevier.es/es-revista-clinica-e-investigacion-ginecologia-obstetricia-7-articulo-tratamiento-candidiasis-vulvovaginal-recidivante-estudio-13089

http://www.chospab.es/area_medica/obstetriciaginecologia/docencia/revisionGuiasClinicas/2014-2015/sesion20150408_01.pdf

https://cima.aemps.es/cima/pdfs/es/ft/56755/56755_ft.pdf

Los comentarios están cerrados.