Maskacné

Seguro que tú también lo has notado, granos, puntos negros o espinillas que surgen más frecuentemente.
Esto es señal de los tiempos que corren, el uso de la mascarilla ha incrementado el acné en gran parte de la población. Este es el acné mecánico o maskne como popularmente se le ha denominado.
En esta publicación os desvelamos los trucos para su prevención.

¿Por qué?

Se produce por la fricción de la mascarilla y el microambiente de humedad y calor. Los poros se obstruyen, aumenta la grasa y la proliferación bacteriana.
Como consecuencia aparecen granos, puntos negros y espinillas en nariz, mejillas y barbilla.

Aparecen a cualquier edad, por el frecuente uso de la mascarilla, llevarla es imprescindible para evitar contagios. Por ello, intentaremos que nos afecte lo mínimo.

¿Cómo evitarlo?

En cuanto a las mascarillas:
· Cambiar las mascarillas cuando estén húmedas.
· No usarlas más tiempo del establecido.

Además, es importante mantener una rutina diaria de higiene facial, que consistiría en lo siguiente:

Limpieza:
Lavar la cara por la mañana y por la noche cada día, esto ayuda a eliminar el exceso de grasa e impurezas.
Para ello utilizaremos limpiadores faciales indicados para cada tipo de piel.

Hidratar:
Es muy importante hidratar la cara diariamente para mantener una piel perfecta, gracias al mantenimiento de la función barrera de la piel. Hidrataremos con cremas adecuadas a la edad y el tipo de piel.

Protección solar:
La gran olvidada, a pesar del frío, debemos proteger nuestra piel de las radiaciones durante todo el año.
Así prevenimos el envejecimiento prematuro de la piel y las manchas.

Maquillaje:
Reducir su uso mientras usamos la mascarilla sería lo recomendable, algunas formulaciones pueden obstruir los poros y afectar a la producción de grasa.
Si nos maquillamos, lo recomendable sería hacerlo con maquillaje libre de aceites.

Y si ya tengo un brote ¿Qué hago?

Si pasamos por un periodo con más cantidad de imperfecciones, podríamos usar productos formulados para estas situaciones.
Estos nos ayudarían a desobstruir los poros, reducir el exceso de grasa y renovar la piel.

Si conseguimos crear una rutina, pronto veremos los frutos de la constancia y autocuidado.

Si necesitas ayuda, ¡pregúntanos, estaremos encantados de ayudarte!

Los comentarios están cerrados.