Una de vacunas

Las vacunas suscitan controversia, entre determinados grupos de opinión.

En los últimos meses hemos tenido noticias de un repunte de casos de sarampión.

Por desgracia, el sarampión no es simplemente una enfermedad banal en la que nos salen manchitas rojas. Muchas personas han fallecido a causa de complicaciones por esta enfermedad.

Las vacunas han constituido un hito en la salud de la humanidad. La vacunación es una de las medidas de salud pública que más vidas ha salvado a lo largo de la historia. La OMS estima que las vacunas salvan cada año entre 2 y 3 millones de vidas.

En España, la principal causa de no vacunación es la marginalidad y el estrato social. Aunque, también están proliferando movimientos en contra de la vacunación aportando distintos argumentos sin fundamento científico.

Libertad

En España tenemos un calendario de vacunación gratuito y no obligatorio. Gracias a la solidaridad de todos, más del 95% de los niños menores de 2 años está correctamente vacunado. Esto permite que tengamos una inmunización de grupo aceptable. Por ello, disfrutamos de unas recomendaciones y queda a juicio de los padres el inmunizar a sus hijos. Sin embargo en otros países hay obligación de vacunar. Es decir, existen países que al no alcanzarse las tasas mínimas de vacunación recomendables, el estado establece la obligatoriedad de vacunarse.

Seguridad

Las vacunas son de los medicamentos más seguros que tenemos. Muchas personas, desconfían de la seguridad de estos medicamentos alentados incluso por noticias falsas a través de las redes sociales. Recientemente se publicó que usuarios falsos creados en Rusia, difundieron noticias falsas sobre las vacunas.

Razones para vacunarse hay muchas:

Aumenta la esperanza de vida, salva vidas, combate efectivamente enfermedades consiguiendo incluso su erradicación, te proteges tu y ayudas a que todos estemos protegidos, previene las complicaciones de muchas enfermedades infecciosas e incluso protege frente a determinados tipos de cáncer, proporciona beneficios sociales y económicos, es un derecho básico de los ciudadanos.

Razones VERDADERAS para NO vacunarse SOLO HAY UNA:

Que esté contraindicada una vacuna para una persona en concreto. Estos son casos muy, muy, muy excepcionales. Y en tal caso el médico, la enfermera o el farmacéutico te informará de ello. No te dejes asesorar por internet o las redes sociales sin consultarlo a los profesionales, pues te pueden confundir con el siguiente punto.

Razones FALSAS para no vacunarte:

Se trata de enfermedades que no tienen mayor importancia. Las vacunas provocan autismo. No sirven de nada, pues los gérmenes se hacen más fuertes y tarde o temprano acaban atacando con más virulencia. Las vacunas hacen que los niños se conviertan en perversos y criminales pues originan encefalopatía. Las muertes y discapacidades por las vacunas son frecuentes, pero los gobiernos instruyen a los sanitarios para que las silencien. Y así un larguísimo etc. Yo añadiré la mía: Bob esponja era de un precioso color sonrosado hasta que se vacunó.

Conclusiones:

Con los avances en la medicina desde principios del siglo XX, entre ellos las vacunas, la esperanza de vida ha aumentado notablemente y la mortalidad infantil ha disminuido. Tu decides.

Los comentarios están cerrados.