¿Es mejor ibuprofeno 600 o 400?

A este lado del ring, el ibuprofeno, con 400 mg, conocido por pocos y sensatos como ‘el Niño’. Al otro lado, el robusto ibuprofeno, con 600 mg, célebre por haberse convertido en el ‘Gran Destructor del Dolor’. ¿Quién de los dos ganará este combate? El de 600 tiene las de ganar. Lo prescriben los médicos, lo piden los pacientes. Su gran corpulencia y sus grandes puños son una apuesta segura pero, ¿qué pasa con el de 400 mg? ¿Acaso no ha conseguido llegar igualmente a este ring? Sólo nos queda sentarnos y esperar el desenlace...

Orígenes humildes

Para el que jamás haya oído hablar del ibuprofeno porque ha vivido durante toda su vida en Júpiter, este principio activo inventado por el recientemente fallecido Steward Adams, se trata de un fármaco del grupo de los AINES, AntiInflamatorios No EsteroideoS. Como su propio nombre indica, se trata de un medicamento utilizado para tratar la inflamación, aunque también puede utilizarse para el tratamiento del dolor leve-moderado, la fiebre, y otras dolencias que se inventa la gente sin ninguna evidencia científica.

Burro grande, ande o no ande

Y porque más siempre es mejor, casi todas las prescripciones que vemos de ibuprofeno son de 600 mg. Y tampoco es raro que te pidan al grito de “¡Nena, lo más fuerte que tengas, que tengo mucho dolor!” el ibuprofeno de 1 g, que ni siquiera existe.

Investiguemos

Aunque la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos) establece que es seguro tomar hasta 2400 mg de ibuprofeno al día, lo cierto es que al aumentar la dosis, también aumenta la probabilidad de sufrir algunos de sus efectos adversos. Por ejemplo, la gastrolesividad o daño al estómago aumenta con el aumento de la dosis. El riesgo de episodios aterotrombóticos, o dicho de otra forma, que te dé un chungo al corazón o al cerebro, también aumenta con dosis mayores de 1200 mg al día.

Si me quita el dolor, correré el riesgo

Lo cierto es que algunos estudios demuestran que dosis de 600 mg de ibuprofeno son igual de eficaces para el tratamiento del dolor leve-moderado que dosis de 400 mg. Así que inventarse dosis de 1 g de ibuprofeno por creer que nos va a dejar como en una balsa de aceite no tiene ningún sentido.

El vecindario

Nuestros amigos europeos lo tienen claro. La mayoría de países utilizan dosis de 400 mg, estando las dosis de 600 mg restringidas a determinadas indicaciones. En Reino Unido, por ejemplo, las dosis para automedicación son incluso de 200 mg.

Conclusiones

Aunque parecía que “el Niño” tenía todas las de perder en el ring, lo cierto es que lo habíamos subestimado. Sus 400 mg son suficientes para acabar con el dolor leve-moderado (en adultos), y a diferencia del de 600 mg, “Gran Destructor del Dolor”, no deja tantas secuelas físicas o reacciones adversas.

Bibliografía:

http://www.farmacologia.hc.edu.uy/images/infac_v16_n4.pdf

https://www.aemps.gob.es/informa/notasInformativas/medicamentosUsoHumano/seguridad/2012/docs/NI-MUH_FV_15-2012.pdf

https://www.aemps.gob.es/informa/notasInformativas/medicamentosUsoHumano/seguridad/2015/docs/NI-MUH_FV_04-ibuprofeno-dexibuprofeno.pdf

Los comentarios están cerrados.