El maridaje de los medicamentos

Están de moda los programas de cocina, y que mejor forma de combinar cocina y fármacos que hablando del maridaje de los medicamentos.

Para los antibióticos recomendamos un vino joven, con ligeros toques de canela y frutos rojos. Para un cordero con setas, nada mejor que regarlo con un jarabe para la tos con dextrometorfano, pues liga muy bien el amargo en boca con la untuosidad del cordero.

Bueno, pues fuera de bromas:

En ocasiones, en la farmacia los pacientes comentan que siempre toman todos los medicamentos con comida para que no le hagan daño al estómago.

¿Es preferible tomar todos los medicamentos con el estómago lleno? No

¿Es mejor tomarlos con el estómago vacío? No

¿Entonces cómo?

Vamos por partes:

Con muchos fármacos la ingesta con el estomago vacio aumenta la probabilidad de sufrir molestias gástricas. Por lo tanto en estos casos se recomienda la administración con alimentos. Ejemplos de este tipo tenemos en el Ibuprofeno, amoxicilina con clavulánico, etc.

En otros casos los alimentos pueden modificar la absorción del fármaco, sin que ello tenga repercusión clínica. Y no se ha relacionado su toma sin alimentos con la aparición de molestias gástricas. Así que en estos casos, tómalos como prefieras.

Pero en determinados casos, la administración del fármaco con alimentos (o en determinados casos solo alimentos concretos), puede modificar su absorción comprometiendo su efecto terapéutico. En estos casos se habrán de tomar sin alimentos. Ejemplos de este tipo serían  el ácido ibandrónico, la cloxacilina, levotiroxina…

También son frecuentes los casos de fármacos que van a actuar sobre procesos digestivos y que se recomiende tomarlos en un momento determinado, como por ejemplo la domperidina 20 minutos antes de las comidas o el Almax justo al terminar de comer.

En realidad hay muchísimas posibilidades de combinaciones que no se llevan bien. ¿Cómo puedes saber cómo es preferible tomarlo? Consulta el prospecto o a nosotros ¡que para eso estamos!

¡Ojo!, cuando el médico o el farmacéutico te diga que separado de las comidas, no quiere decir que te lo tomes unos minutos antes o después de comer. Significa una hora antes de ingerir alimentos o dos horas después de ello.

Conclusión: Cuando quieras saber con qué jarabe acompañar un pescado, o con que leche combina mejor un antibiótico, consúltanos, seremos tu sumiller de los medicamentos.

Los comentarios están cerrados.