Sabañones

Ya sé que a más de uno le parecerá que ya nadie sufre sabañones, pero no es tan raro como parece, a pesar de estar en plena era digital.

Los sabañones o eritemas pernios (en fino), es una inflamación bajo la piel, que se acompaña de enrojecimiento, picor e incluso dolor.

Aparecen principalmente en manos, pies, orejas y, en ocasiones, en la punta de la nariz.

¡Señor, por qué a mí!

Son más frecuentes en determinados grupos de población: niños, mujeres, personas con bajo peso y pacientes con otras patologías como el lupus.

Aunque, ser hombre y regordete no te asegura que te libres.

Aparecen de forma relacionada con el clima: climas fríos y húmedos. Por lo que, si vives en el trópico quizás tengas la suerte de no padecerlos nunca.

Yo no quiero tenerlos...

Para evitarlos no es preciso que te vayas a vivir a un país tropical, donde puedas estar todo el día en la playa (aunque si lo haces, invítame a visitarte). Es recomendable utilizar calzado adecuado (evitar que los pies se enfríen), guantes, gorros y orejeras. También debemos mantener la piel bien hidratada, hacer ejercicio de forma regular, llevar una alimentación adecuada, masajearnos las zonas clave si hace frio y, por supuesto, evitar el tabaco. Y en el caso de que las manos, pies, orejas o punta de la nariz se nos queden “pajarito”, no acercarlas al brasero al llegar a casa. Los calentamientos rápidos de estas zonas son un buen caldo de cultivo de sabañones. Es preferible que el calentamiento sea paulatino.

¿Y si ya los tengo?

Si ya han llegado a tu vida, tengo dos noticias: una buena y una mala.

La buena, suelen desaparecer solos en unas 2 o 3 semanas aproximadamente. Por lo que si pasadas tres semanas siguen ahí, si observas signos de infección, o si eres diabético o tienes problemas de circulación, no estaría de más una visita a tu médico.

La mala: actualmente no hay medicamentos especialmente indicados para los sabañones. Hace unos años dejaron de fabricar los últimos (Doctofril, Sabañotrópico...). Si bien se pueden emplear cremas para evitar picor o/y dolor. En casos más severos se puede utilizar nifedipino oral. Este es el tratamiento con más evidencia de funcionar, pero requiere que el médico valore su posible uso.

Conclusión

Si hace frío ponte unos buenos calcetines y zapatos, guantes y gorro. Y sobre todo cuando llegues a casa no corras junto a tu amigo el brasero.

Biografía

http://www.dermapixel.com/2015/02/eritema-pernio-no-son-mas-que-sabanones.html

http://www.cmaj.ca/content/184/1/67.long

Los comentarios están cerrados.