¿Nos tomamos la tensión arterial bien ?

A la pregunta ¿Cómo te tomas la tensión? Me han respondido de todo:

En la máquina del peso.

Me la toma “mi Antonio” rapidico antes de irse a trabajar. ¡El pobre va siempre con prisas!

En casa con una máquina buenísima, de las primeras que salieron automáticas, que me trajo un amigo de Alemania hace muchos años.

Después de comer.

Haciendo el pino encima del poyete de la cocina, con cuidado de que el aceite en el que estoy friendo las patatas no me salpique.

Yo no me fiaría de los resultados del último caso, ni de los del primero. Aunque tampoco de los del medio.

La medida de la tensión arterial, es una de las exploraciones más repetidas y probablemente de las peor realizadas1.

Vamos por partes

Para tomarse la tensión, en casa, en la farmacia o en el médico hay que seguir una serie de normas para que el resultado obtenido sea fiable. Vamos a ver a continuación estos requisitos.

Aparato:

¿Sirve cualquier tensiómetro? No. Se recomienda que sean aparatos de brazo, automáticos. Deben ser certificados por la autoridad competente (Unión Europea), validados clínicamente y su validación publicada en la literatura científica independiente. Los aparatos que cumplen estas características los podemos consultar en esta web http://www.seh-lelha.org/SEHAmpa.aspx

Anualmente se debe comprobar la calibración de los mismos. Además, se debe utilizar el manguito adecuado al tamaño del brazo.

Toma de la medida:

¿En qué brazo? Si no conocemos cual es nuestro brazo control, se medirá en los dos. Si la diferencia entre ambos es menor a 20mmHg, se utilizará el brazo no dominante (izquierdo para los diestros y viceversa). Si es mayor, se repetirá la medida y si se mantiene la diferencia, se utilizará el que arroje valores más altos. Evidentemente esto solo será necesario hacerlo una vez.

En la hora previa no se debe consumir café, alcohol o tabaco.

Vacíe la vejiga de la orina antes de medir la presión arterial.

El ambiente debe ser tranquilo, sin ruidos y con temperatura agradable.

Hay que reposar sentado antes de empezar las mediciones durante unos 5 minutos.

El manguito se coloca, sin presionar, sobre la piel, sin ropa que opriman el brazo, 2-3cm. por encima de la flexura del codo. Con el tubo situado en la parte central del brazo

El brazo se coloca, relajado, a la altura del corazón y apoyado sobre una mesa.

Debe sentarse apoyando la espalda en el respaldo y sin cruzar las piernas.

No se ha de mover el brazo ni hablar mientras realiza la medición.

Se realizan 3 medidas con un intervalo de 2 minutos entre ellas.

Se anotan los valores obtenidos y la interpretación de los resultados las debe realizar un profesional sanitario.

Conclusión

¿Alguna vez os han tomado la tensión así? Seguro que adivino la respuesta en la mayoría de los casos. En casa parece complicado, pero con un poco de entrenamiento se siguen estos pasos casi sin darse cuenta. Cuando compréis un tensiómetro en la farmacia solicitar que os adiestren en su adecuado uso. Y si en la farmacia os hacemos esperar un rato, y os la tomamos varias veces no es que seamos unos pesados, sino que lo queremos hacer bien. Y lo más importante de todo: la Sociedad Española de Hipertensión no aconseja tomarse la tensión mientras se fríen patatas, independientemente de si se hace el pino o no en el poyete de la cocina.

Bibliografía

Benítez M, Pérez S, Dalfó A, Piqueras MM, Losada G, Vila MA. Estudio DISEHTAC II: diagnóstico y seguimiento de la hipertensión arterial en Cataluña. Comparación con los datos de 1996. Aten Primaria. 2005; 35:7-13.

Impactha. Medida de la tensión arterial. ISBN 978-84-617-2646-2. Septiembre 2014. Sociedad Española de Farmacia Comunitaria. Ed. Tecnología y Ediciones del Conocimiento (Edittec)

Los comentarios están cerrados.