Lea las instrucciones de este medicamento y consulte a su farmacéutico

Lea las instrucciones de este medicamento y consulte a su farmacéutico. ¿Cuántas veces hemos escuchado esta frase en la tele? ¿Qué color se os viene a la cabeza?

Como dice Homer Simpson " la tele te da mucho y no pide nada a cambio", pero también como dijo Gilbert Keith "la televisión nos proporciona temas sobre los que pensar, pero no nos deja tiempo para hacerlo" y en ocasiones las consecuencias se ven.

Muchas veces me han solicitado el medicamento de turno anunciado en televisión, y al indagar un poco he observado que el medicamento solicitado trata síntomas que el paciente no tiene. En otros casos existen contraindicaciones, interacciones con su medicación habitual, etc.

Ésto que a más de uno le parecerá extraño, es muy habitual. Por ejemplo, nos piden Frenadol®, para los síntomas de un catarro que cursa sin tos seca, cuando este medicamento contiene un antitusivo. ¿Tomaríamos un medicamento para una enfermedad que no tenemos?

Como comentábamos en el último post, la atención farmacéutica nos permite sacar el máximo partido a los medicamentos. Uno de los tres pilares básicos de esta actividad es la indicación farmacéutica.

¿Qué es eso? ¿Por qué anuncian en la tele solo algunos medicamentos? ¿Por qué el pantallazo azul?...

Vamos por partes

En ocasiones utilizamos medicamentos sin la supervisión del médico. A esto se le denomina automedicación. ¿Es malo, peligroso…auto medicarse? Pues depende, y en función de esto hay una automedicación responsable y otra que no lo es.

Como habéis podido observar, los medicamentos que anuncian en la tele son los destinados a tratar síntomas menores (síntomas catarrales, alergias, acidez…), y que por lo tanto no requieren de un diagnóstico médico por tratarse de procesos autolimitados, es decir que “se curan solos”.

¿Quiere esto decir que se trata de medicamentos que no tienen efectos adversos, interacciones, contraindicaciones…? No, como seguro que habéis visto en alguno de sus prospectos.

¿Qué ayuda puede prestarnos el farmacéutico en estos casos?

La indicación farmacéutica es el acto profesional por el que el farmacéutico se responsabiliza de la selección de un medicamento que no necesita receta médica, con el objetivo de aliviar o resolver un problema de salud a instancias del paciente, o su derivación al médico cuando dicho problema necesite de su actuación. “En cristiano”: lo que hace el farmacéutico cuando le dices: ¿Qué me das para…?

El farmacéutico puede ayudarnos a descartar que los síntomas que padecemos precisen un diagnóstico médico, o sean consecuencia del uso de otros medicamentos. Y por otro lado  a seleccionar el medicamento más adecuado en cada caso.

Para esta labor de un tiempo a esta parte han surgido herramientas muy útiles para nosotros. Se ha consensuado entre sociedades científicas farmacéuticas y sociedades científicas médicas protocolos de actuación y criterios de derivación al médico. Esto nos permite trabajar de una manera más coordinada con el médico.

Conclusión

No te guíes solo por la parte del anuncio que aparece antes de la pantalla azul. Hazlo sobre todo por lo que te dice esta pantalla. ¿Por qué no consultar al farmacéutico?, le sacaras más jugo a los medicamentos y minimizarás los riesgos. Eso sí, asegúrate de que quien te asesora es farmacéutico.

Bibliografía

Ministerio de Sanidad y Consumo. Consenso sobre atención farmacéutica. Ars Pharmaceutica, 42:3-4; 221-241, 2001

Baos, V.; Faus Dáder, M.J. (eds.), Protocolos de indicación farmacéutica y criterios de derivación al médico en síntomas menores. Madrid: GIAF, 2008. [http://hdl.handle.net/10481/33050]

Los comentarios están cerrados.